jueves, 3 de marzo de 2011

EL QUERER ES PODER. VERDAD O CLICHE...

"... Luna quiere ser madre... Y no encuentra
querer que le haga mujer... Dime luna de plata,
que pretendes hacer con un nino de piel..."

A lo mejor sere pesimista... Sinceramente creo que es una posibilidad razonable que no quiero eludir, porque probablemente sea cierto.
Sin embargo tambien soy consciente que nuestro ambiente -con afan de pintarnos la vida color de rosa- nos propone a diestra y siniestra un optimismo extremo, que a mi juicio -en no pocas ocasiones- se vuelve ingenuo.
Siempre crei que uno de los principales retos de la vida era aprender a ser optimista, empresa nada facil...
Fue en el 2008 cuando creo haber comprendido que ese optimismo que nos proponen hoy en dia, es sumamente contrapoducente, puesto que la diferencia entre lo ideal y lo real es sumamente grande... Y el itinerario existencial de cada uno de nosotros contiene muchos renglones nada agradables y que muchos de nuestros proyectos... seran simplemente eso, bonitos proyectos que jamas alcanzaran realizacion...
Durante este tiempo he podido observar muy de cerca los logros de una de las empresas mas exitosas a nivel mundial... Y me he llevado una gran sorpresa al comprobar que aqui la clave del exito no es el optimismo sino la OBJETIVIDAD.
Dicha empresa en el proceso de eleccion de su equipo de administracion, realiza una serie de entrevistas y test para analizar las posibilidades de los candidatos. Ahora bien, lo que resulta sumamente interesante es el hecho de que en los test de seleccion multiple, aparecen tres tipos de opciones; pesimista, objetiva (que nuestro medio consideraria pesimista) y optimista (esa que considera que el querer es poder)...
Sorpresivamente esa empresa no escoge a los mas optimistas, sino a los que eligen la opcion intermedia...
Esta decision se comprende mucho mejor, cuando en la practica empresarial se convierte en algo sumamente importante el aprender a ver la reales posibilidades de exito. Y siguiendo esa dinamica los resultados son los previstos, los reales.
Sintetizando, en esta empresa no se hacen las proyecciones basandose en lo que se quiere sino en lo que se puede, aunque los logros puedan parecer minimos en un primer momento.
El querer es poder... Sinceramente no lo se... Pero lo que he visto es que, hoy por hoy, no se puede hacer lo que se quiere hacer, sino que se hace lo que se puede...
Y quizas esa sea la clave del exito, analizar con suma responsabilidad nuestras reales posibilidades y poner el mejor esfuerzo en hacer bien, no lo que quisieramos hacer sino lo que realmente podemos hacer...

"...Dime quien camina, cuando se puede
volar..."