martes, 26 de marzo de 2013

MIÉRCOLES SANTO 2013



Este día el Santo Evangelio nos hace encontrarnos con una triste realidad, que está  más cercana de lo que creemos.
Seguramente cuando pensamos en la ingrata acción de Judás, nos resulta difícil entender como uno de los que han sido elegidos por el Señor para ser su discípulo, es incapaz de valorar tal privilegio...
Nos parece inconcebible...
Sin embargo, la historia se repite una y otra vez... Todos hemos sido objeto de una especial predilección de parte del Señor... Y en tantas ocasiones repetimos la actitud del Iscariote... Le traicionamos por tonterías, pequeñeces...
¿Cuáles son nuestras treinta monedas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario