lunes, 25 de marzo de 2013

MARTES SANTO 2013




Los cristianos de nuestro tiempo necesitamos estar junto a Jesús de manera más consciente... No darnos por satisfechos con el simple hecho de pertenecer al grupo de los que siguen a Jesús de manera superficial... Podemos pensar en "cristianos" de mera presencia física, o de los que hacen por que otros hacen... En síntesis, cristianos inconscientes...
La figura de Judas se vuelve realmente emblemática, un verdadero icono de todos aquellos que se encuentran externamente cerca del Señor, pero cuyo corazón aún sigue apegado a sus criterios o expectativas muy personales, incapacitándose con ésto para sintonizar con el novedoso y revolucionario proyecto de Jesús de Nazaret... Que no ofrece satisfacciones meramente humanas...
Tristemente el sistema de Judás está condenado al fracaso, porque no sigue a Cristo con todas sus consecuencias, sino sólo aquello que le resulta atractivo, por lo que le satisface personalmente, por lo que le resulta conveniente... Sometiendo el mensaje de salvación, a un riguroso y continuo proceso de selección, de tal manera que resulte menos incomodo... Cuando no se entiende que únicamente Cristo -no mis opiniones y proyectos- es el CAMINO, LA VERDAD y LA VIDA, se termina irremediablemente traicionándole... Como Judás...
El Evangelio propuesto para este día, nos invita a hacer una concienzuda autoevaluación sobre nuestro seguimiento de Cristo...
Estamos sincera y radicalmente comprometidos con Él o por el contrario decimos seguirle solamente por aquello que nos parece menos complicado o que más nos agrada... Un momento de purificar, de rectificar nuestra actitud frente al Señor... 
Pidamos que no le fallemos, que no le traicionemos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario