sábado, 11 de febrero de 2012

AMAR ES SERVIR



El mes del amor... Así le llaman... Y los medios de comunicación tratan de presentarnos un visión edulcorada del amor... Chocolates... Cenas... Modernísimos aparatos electrónicos... Quizá un móvil de última generación... Incluso las tradicionales flores... ¿Signos de amor?...
No pretendo ser aguafiestas... Pero considero que lamentablemente nos estamos volviendo excesivamente comerciales, flojos, superficiales a la hora de manifestar el amor...
Me encontré -como siempre- con algo interesante que me gustaría compartir...
Amar significa servir. Jesús nos dio ejemplo de eso. Por lo pronto, con la muerte de cruz sirvió a la humanidad entera que existe, que existirá o que existió. Pero además lo hizo también cuando lavo los pies. Era Dios, y nos lavo los pies a nosotros, a hombres; por lo tanto también nosotros podremos lavar los pies a nuestros hermanos.
No podremos, tenemos. Esto es cristianismo: servir, servir a todos, ver en todos a amos. Si nosotros somo siervos los otros son amos.
Servir, servir. Tratar de alcanzar el primado evangélico, sin duda, pero poniéndonos al servicio de todos.
Al servicio... He aquí una idea que puede revolucionar el mundo. El cristianismo no es broma, el cristianismo es algo serio, no es un poco de barniz, un poco de compasión, un poco de amor, un poco de limosna.
El cristianismo es exigente... Es plenitud de vida... Es plenitud de amor...

No hay comentarios:

Publicar un comentario