martes, 10 de enero de 2012

LO QUE VALE

En mi primer post para el 2012 quiero compartir una reflexión sumamente iluminadora, con la que me he encontrado esta mañana... Una visión sobrenatural de lo que podríamos llamar fracaso...

"Hay momentos  en la vida en los que todo parece destruido por un huracán, que barre en un momento el edificio construido con paciencia durante años... en el cual, sin embargo, hemos mezclado el buen cemento del amor a Dios con la arena del amor al yo.
Entonces todo cae y nos encontramos por tierra en un mar desierto, agradecidos de haber salvado por lo menos la vida.
Son momentos en los que se pone de relieve que lo que vale es Dios, y a Dios no se le puede engañar. Son instantes en los que -desgraciadamente por poco tiempo- vemos dónde poner el pie para no precipitarnos al fondo: es el escalón más bajo, ya que si Dios permitiese otro huracán, no supondría bajar más porque ya estamos a nivel del suelo.
Y nos sentimos humildes e iguales al último hombre que encontramos, con el que intercambiamos palabras y sonrisas en la común desventura.
Pero luego desgraciadamente, volvemos a subir un poco en el orgullo de nuestro yo, en la consideración de nosotros mismos. Y Dios tiene que volver a precipitarnos a lo más profundo continuamente, hasta que se arraigue en nosotros la conciencia de la nada que somos y del Todo que es Dios".

1 comentario:

  1. Una reflexión llena de realidad y sensatez... eso nos falta para ser autenticamente plenos. Que tenga un excelente día Padre.

    ResponderEliminar