martes, 22 de noviembre de 2011

A UN BUEN AMIGO QUE CELEBRA UN ANIVERSARIO


Experimentar a Dios es lo más fácil y, al mismo tiempo, lo más importante en la vida. Yo puedo experimentarlo en la naturaleza, en las estrellas, en el amor, en la música y la literatura, en la palabra de la Biblia, y de muchas otras formas más. Es el arte de la vigilancia interior, que tienes que aprender exactamente del mismo modo que el arte de amar o el arte de ser bueno en el trabajo.
Carlo María Martini



Es uno de esos individuos que saben que la vocación es la propuesta autorizada de una meta y de un camino para llegar a la libertad  (Cf. C.M.Martini, Por los caminos del Señor, San Pablo 1995, p. 506).
De esos que como Abraham, Por la fe... al ser llamado por Dios, obedeció y salió para el lugar que había de recibir en herencia, y salió sin saber a donde iba (Cf. Hb 11, 8).
Me doy cuenta que aquí no cabe una felicitación, sino simplemente un recuerdo agradecido... El recuerdo de hace cuatro años, la dedicatoria de aquel libro, que sorprendentemente con el correr del tiempo ha adquirido color de profecía, y cuyo cumplimiento todavía en desarrollo señala un horizonte lleno de retos, de renuncias, de tantas incertidumbres pero con una refulgente luz al final del tunel.


Mira, yo soy un alma que pasa por este mundo. He visto muchas cosas bellas y buenas, y sólo éstas  me han atraído siempre, Un día, que no puedo precisar, vi una luz. Me pareció más bella que las demás cosas bellas y la seguí. Me dí cuenta que era la VERDAD.
Chiara Lubic

No hay comentarios:

Publicar un comentario