martes, 4 de octubre de 2011

SOY O DEBERÍA SER

"Seré lo que he de Ser... Pero ahora soy lo que soy.
Hoy trabajaré  escuchando el ritmo de mi ser. Desoyendo la voces del deberías.
Trabajaré en armonía con mi ritmo.
Permaneceré fiel a mi mismo".
Hugh Prather


Probablemente el único camino viable para alcanzar la plenitud personal es comprometernos responsablemente en llegar a Ser lo que estamos llamados a Ser... Despojandonos del terrible pensamiento de pretender ser lo que nos gustaría ser, o peor aún, embarcarnos en la ingrata e infructuosa empresa de satisfacer las espectivas de los demás respecto a nosotros.
Cuántas decepciones y vidas insatisfechas encuentran su génesis precisamente en la incapacidad de aceptarnos y valorarnos a nosotros mismos.
Juan Pablo II dijo en cierta ocasión: El camino de la Iglesia, es el hombre... Ahora bien no existe el hombre como entidad impersonal... Existen personas concretas con sus peculiares carácterísticas, historia y circunstancias. De ahí que me parece posible decir, que el camino para alcanzar mi plenitud es aprovechar, valorar y desarrollar al máximo mi singularidad.
Dios se revela a Moisés como YO SOY EL QUE SOY... Que si bien es cierto la interpretación más usual de dicha expresión es la de EL QUE TIENE EL SER POR ANTONOMASIA... No me parece del todo errada la posibilidad de entenderla como YO SOY QUIEN SOY... YO SOY COMO SOY... YO SOY CON UNA FORMA PECULIAR. DE SER.. Y cada persona que es creada a imagen y semejanza de Dios... ES LA QUE ES... ES COMO ES... CON UNA FORMA PECULIAR DE SER... Realidad que no es mera casualidad sino por el contrario, es fruto de la sapientísima acción creadora de Dios, que continúa operante En cada hombre y en cada acontecimiento... Y cuya finalidad no es otra que hacer que toda su obra alcance su plenitud más auténtica y profunda.
De ahí que no es pecaminoso, ni anticristiano el tomar como presupuesto para mi proyecto personal de respuesta al Plan Salvífico de Dios... Mis características peculiares...  San Pablo dicen en uno de sus escritos: Por gracia de Dios soy lo que soy... Y quizá esa sea la convicción que debe marcar el punto de partida de nuestro itinerario hacia Dios...



...De que te sirve tirar coces contra el aguijón...
Hch 26, 14


No hay comentarios:

Publicar un comentario