miércoles, 19 de octubre de 2011

ACONTECIMIENTO NACIONAL

Sin embargo el dolor tiene una función paradójica: es el canal de la felicidad, si por felicidad entendemos la verdadera, la duradera, no la provisional y fugaz; esa única felicidad que sacia el corazón humano...



A veces el materialismo que nos rodea y las consecuentes tentaciones que suscita, las charlatanerías y las discusiones que atraen a quien está tentado por el prurito de oír, por la manía de saber, de conocer, de leer, y el apego, por lo tanto, a algo que se considera legítimo, nos hace desviar la atención de lo que el HERMANO espera de nosotros




QUE SEPAMOS DISCERNIR LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario