lunes, 19 de septiembre de 2011

WAKE ME UP... WHEN SEPTEMBER ENDS...

I don't wanna hear, I don't wanna know
Please don't say you're sorry
I've heard it all before
And I can take care of myself
I don't wanna hear, I don't wanna know
Please don't say 'Forgive me'
I've seen it all before
And I can't take it anymore...


Desde que en el año 2001 nos sorprendiera el tétrico y misterioso acontecimiento del 11-S, el mes de septiembre tiene color de tragedia... El mundo se detuvo para asistir asombrado al colapso de uno de los iconos del poderío financiero de las grandes potencias... "El odio destruye" -reflexionaba alguien en torno a la conmemoración del triste suceso- y sencillamente he de reconocer que la afirmación tiene la capacidad de tocar las entrañas más profundas del ser humano...
Desde aquel día todos nos sentimos vulnerables y hemos dividido el mundo en dos bandos bien delimitados: Las víctimas y los victimarios... Los buenos y los malos...
Los buenos somos más... reza la cacareada frase tan de moda en nuestros días y que maleficamente adormece las concencias... Autorizándonos a señalar con el dedo acusador los defectos de los otros...
Puesto que en la praxis la mencionada frase se interpreta como... Yo soy bueno... los otros son malos...
Y desde entonces cuantas "Torres Gemelas"... seguimos derrumbando los "buenos". No olvidemos que el acontecimiento original tuvo su génesis en motivaciones, que en alguna subjetividad, no eran solamente buenas... Sino mas aún santas...
Por tanto la situación es mucho más compleja que una simple división entre dos... Hay algo más profundo...
En análisis semántico se maneja una dinámica de conceptos que puede iluminarnos a la hora de intentar juzgar nuestra realidad: Contrarios y Contradictorios, los que aplicados a BUENO y MALO duplicarian las posibilidades, puesto aparecerían en escena los conceptos de NO BUENO y NO MALO... De ahí que hace falta mucho más para ser BUENO... puesto que el que no es MALO no es necesariamente BUENO... sino simplemente NO MALO... Porque al igual que el odio es activo... tanto que es capaz de destruir... Así la bondad... cuando es auténtica... contruye....
En el país de Nunca Jamás... los NO MALOS destruían muchas Torres Gemelas... Paso el tiempo y los ingenieros y arquitectos del país de Nunca Jamás, decidieron realizar un viaje al país de Always For Ever... y aprender allí nuevas técnicas de construcción... Con mucha ilusión los ingenieros y arquitectos -después de aprender muchas cosas novedosas- volvieron al país de Nunca Jamás... Pero Oh Sorpresa... Los NO MALOS... ya sabían también como destruirlas...


...Here comes the rain again
falling from the stars
drenched in my pain again
becoming who we are...






No hay comentarios:

Publicar un comentario